Archivos mensuales: abril 2012

1º mayo: Día Internacional de los Trabajadores

¡A partir de hoy, ningún obrero debe trabajar más de 8 horas por día! ¡8 horas de trabajo! ¡8 horas de reposo! ¡8 horas de recreación! Bajo esta sencilla premisa se declaran 5.000 huelgas simultáneas y 350.000 trabajadores abandonan las fábricas para tomar las calles y gritar sus demandas.  Hoy es el día en el que se renuevan los contratos colectivos de trabajo y los arriendos de las tierras. Estamos en Estados Unidos y hoy es el 1º de mayo de 1886.

“Jamás en este país ha habido un levantamiento tan general de las masas industriales”

La situación en Chicago, la segunda ciudad en número de habitantes en EE.UU., se puede calificar de lamentable; las condiciones de los trabajadores es especialmente precaria, y son muchos los que cumplen con duras jornadas laborales de 13 o 14 horas diarias, salen de sus casas sobre las 4 de la mañana y regresan más allá de las 7 de la tarde, de tal modo que “jamás veían a sus mujeres y sus hijos a la luz del día”. Las pocas horas de descanso se pasan en desvanes, corredores o en inmundas construcciones hacinados junto a otras familias. El diario Chicago Tribune afirma que los trabajadores deben olvidar su “orgullo” y aceptar ser tratados como “máquinas humanas”, y es que “el plomo es la mejor alimentación para los huelguitas” y “la prisión o los trabajos forzados son la única solución posible a la cuestión social”.

Chicago es por esto el epicentro de los movimientos revolucionarios en Estados Unidos, dos organizaciones dirigían la huelga por las ocho horas tanto en Chicago como en el estado de Illinois; la Asociación de Trabajadores y Artesanos y la Unión Obrera Central. La fábrica de maquinaria agrícola McCormik estaba funcionado al pleno rendimiento en 1º de mayo de 1886 gracias a los cientos de rompehuelgas (esquiroles) contratados, lo que no tardó en provocar choques contra los restantes trabajadores de la ciudad. En el ambiente se respiraba la tensión, y el 2 de mayo la policía se empleó con dureza para disolver un mitin que congregó a 50.000 trabajadores en el centro de la ciudad. El día 3 una manifestación organizada por la Unión de Trabajadores de la Madera se dirigió frente a la fábrica McCormik, y con toda la muchedumbre ya congregada sonó la campana que anunciaba la salida del turno de los rompehuelgas. Insultos, amenazas y piedras son lanzados contra los traidores al tiempo que un artefacto hace explosión provocando la muerte de un policía. Acto seguido, la policía cae sobre los trabajadores disparando indiscriminadamente y a quemarropa. El balance de esta carga asciende a 6 muertos y varias decenas de heridos.

Se declarará el estado de sitio y el toque de queda. Se detienen a centenares de trabajadores que serán torturados acusados por la muerte del policía, hechos represivos que fueron alentados por la prensa. Tras una farsa de juicio irregular que violó numerosas normas procesales, 8 hombres serán declarados culpables, siendo tres de ellos condenados a prisión y cinco a la horca.

–  Samuel Fielden, 39 años, obrero textil. Cadena perpetua.

–  Oscar Neebe, 36 años, vendedor. 15 años de trabajos forzados.

–  Michael Schwab, 33 años, tipógrafo. Cadena perpetua.

–  Georg Engel, 50 años, tipógrafo. Ejecutado.

–  Adolf Fischer, 30 años, periodista. Ejecutado.

–  Albert Parsons, 39 años, periodista. Ejecutado (Se demostró que no estuvo presente en el lugar de los hechos)

–  August Vincent Theodore Spies, 31 años, periodista. Ejecutado.

–  Louis Lingg, 22 años, carpintero. Se suicidó antes de ser ejecutado.

        …salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro… Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: “la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable…

El precio de la jornada laboral de 8 horas de la que hoy disfrutamos costó, con aquellas movilizaciones iniciadas el 1º de mayo de 1886, además de las condenas anteriormente descritas, un número que no se ha podido precisar de despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala y torturados entre unos hombres que en su mayoría eran inmigrantes italianos, españoles, alemanes, polacos, irlandeses y rusos.

Anuncios

Tradicionales juegos de pelota en España

Imprimible para colorear

-Pies quietos:  Uno de los jugadores se coloca en el centro y lanza la pelota en alto nombrando a un jugador. El jugador aludido trata de recoger la pelota lo más rápidamente que pueda mientras el resto de los participantes escapa. Una vez recogida la pelota grita: ¡Pies quietos! Para que los compañeros de juego detengan su carrera quedándose parados en su sitio. El jugador que tiene la pelota en su poder da tres pasos hacia uno de los jugadores y le lanza la pelota. Si le da, el jugador tocado es penalizado con una falta. Si falla, el propio lanzador será penalizado. A la tercera falta, eliminado del juego.

-El balón prisionero: Popular juego de pelota infantil que se juega en un campo de forma rectangular dividido en dos partes iguales. El objetivo es lanzar la pelota sobre los jugadores del equipo adversario para que resulten eliminados, los cuales tratarán de esquivarla sin salir en ningún caso del área de juego o bien atraparla para lograr la eliminación del lanzador.

Hay quien añora juegos de pelota  como los anteriormente descritos, y se lamenta porque estas entrañables actividades parecen haber sido definitivamente aparcadas y sustituidas por las videoconsolas o la televisión, y que resulta sumamente raro ver a grupos de niños en la calle lanzándose la pelotita de acá para allá entre risas y carreras. Pero no nos alarmemos, estos juegos, afortunadamente, están lejos de desaparecer de las calles gracias a la labor de nuestra policía antidisturbios, que está trabajando para evitar que tan bonitos juegos populares caigan en el olvido, desoyendo para ello, a la propia Comisión Europea que se empeña en afear la conducta de nuestra policía e incluso amenaza con prohibir estos juegos, a los que califica de excesivamente peligrosos, y señalando, además, que los países que no tengan contemplada la pena de muerte no deberían practicarlos. Según el periodista Carlos Quílez “La Policía Nacional y la Guardia Civil son los dos únicos cuerpos policiales de la Unión Europea que no han suscrito lo que la Convención de Naciones Unidas en Bruselas en el año 2004 marcó como directrices del código ético de la policía”

En este ilustrativo vídeo la policía autonómica de Cataluña, los Mossos de Escuadra, nos muestra como practicar el  juego de las pelotitas de goma:

– Material:  – Pelotitas de goma macizas. – Escopeta.

Reglas del juego:  Los participantes del equipo A señalan al compañero de la escopetita  que miembro del equipo B deben pelotear.  Si acierta con el pelotazo, el participante del equipo B resultará eliminado, ganando los de A un punto. Si falla, el turno de la escopetita pasa a un compañero.

 

 

Imprimible para colorear

A veces, la práctica de estos entrañables juegos conllevan desgraciados e inevitables accidentes que todos, incluidos especialmente los propios responsables políticos, lamentamos profundamente, como la reciente muerte  del  joven Íñigo Cabacas, de 28 años de edad, que recibió el impacto de una de estas pelotitas en la cabeza lanzada por la Ertzaintza, la policía autonómica vasca, o la media docena de personas que resultaron heridas de gravedad por los mismos motivos durante la reciente huelga general en Barcelona. Además, desde 1990, un total de 23 personas han perdido un ojo a causa de estas pelotas según la asociación Stop Bales de Goma. Estas pelotitas son de caucho macizo, y pueden ser disparadas a una velocidad de unos 720 km/h. Actualmente solamente son empleadas en Europa por las policías españolas y turcas.

Gracias a todo esto nuestras fuerzas de seguridad se mantienen como un claro ejemplo para el resto del mundo, incluido para el demoníaco y malvado régimen cubano, cuya policía a buen seguro que tiene mucho que aprender del buen hacer de nuestras europeas y democráticas fuerzas policiales.

 

Juan Carlos I de Borbón. Sus gestas cinegéticas.

Carlos III retratado por Goya

La partida de dominó, jugar a la petanca, la numismática, la observación de las obras de la calle, la colombofilia… etc, pueden ser aficiones comunes a todo hombre de avanzada edad, pero no son en absoluto actividades que satisfagan el espíritu indómito, impetuoso y aventurero del personaje al que dedicaremos las siguientes líneas: nada menos que Juan Carlos I de Borbón, el primero de los españoles. La sangre azul de nuestro personaje siempre ha mostrado una clara tendencia hacia la caza, pero no hacia la caza de butardas bermejas o moteadas, ni de asustadizos pertiguillos o picamochas. No. La caza que practica el Borbón es la de verdaderos animales y alimañas fieras y salvajes: leopardos, búfalos, osos, elefantes, lobos…  Sus precoces inicios a los que los biógrafos de Juan Carlos I se refieren con orgullo, señalan su primera pieza cobrada en El Pardo, una escurridiza liebre, y en 1949, con tan solo 11 años de edad, su primer jabalí. Ya su antepasado Carlos III destacó en la muy noble caza de buitres, y por fortuna y para nuestra solaz y disfrute fue magistralmente retratado por Francisco de Goya en sus actividades cinegéticas, llamando la atención en la magnífica pintura tanto el porte regio y gallardo del cazador como su mirada franca, inteligente, bondadosa e incluso ya campechana.

La sangre azul confiere al que la porta un status muy superior al del resto de los mortales. De algún modo se trata de seres tocados por las divinidades y su especial idiosincrasia va pasando de generación en generación sin sufrir permuta . Esto que resulta complicado de explicar y entender resulta verdaderamente cierto desde los siglos de los siglos. Y su superior condición no solo se refleja sobre el resto de los hombres, no, sino que lo hace también sobre todo bicho viviente que pise la Tierra, incluso si se encuentra protegido por normativas internacionales, o si se halla en peligro de extinción. La sangre azul está por encima de estos engorrosos detalles y no entiende de estas cosas.

Rumanía, región de Covasna, muy próxima a los Cárpatos. El Borbón llega escoltado por numerosos coches de la policía rumana y es recibido por los lugareños con sus trajes regionales, ofreciendo una calurosa bienvenida al monarca con pan, un puñado de sal y un trago de palinca, el popular aguardiente de la región elaborado a base de ciruelas. Pero como el Borbón no se había desplazado a Rumania precisamente por cuestiones folklóricas, pronto sube a bordo de un 4 X 4 que le aproxima al lugar donde se va a celebrar la magna cacería, alojándose junto a las 15 personas de la comitiva en una cabaña que el dictador Ceaucescu poseía en la región. La cacería resulta todo un éxito; el monarca acaba con nueve osos y un lobo, especies protegidas por convenios internacionales.

Mazuria, Polonia. Sin duda un lugar privilegiado por sus bosques y lagos, y un destino preferencial para el Borbón y no por su belleza paisajística, sino por la presencia en el lugar del  llamado “rey de la pradera”. Mazuria es una importante reserva donde habitan los últimos ejemplares de bisonte europeo, protegidos y mimados para ser dignamente puestos a disposición de los de la sangre azul. 7.000 euros es su precio aproximado, ofreciendo el derecho a la propiedad tanto de la cabeza como de la piel del animal. El Borbón hace gala de su valentía y pericia, y tan sólo son necesarios dos disparos para cobrarse la pieza, un éxito. Nada podía salir mal, y es que Krzysztof Wyrobek, el supervisor de la reserva de Puszcza Borecka aseguró haber guardado para el Borbón “un bisonte de primera”, “lo he escogido especialmente pensando en un invitado tan excepcional”. Además los guardabosques del parque aún recuerdan la simpatía y amabilidad del monarca en aquella regia e inolvidable visita, y es que nuestro Borbón siempre ha sido un hombre campechano.

Y valgan las siguientes líneas como homenaje a Mitrofán, oso pardo ruso, de cuatro años de edad y 120 kilos de peso. Animal manso y acostumbrado a la presencia humana, tanto que los lugareños de la aldea de Novolenskoye lo definían como alegre y tranquilo, y que “hasta los niños se acercaban para darle de comer con la mano”, y cuya fama saltó a nivel internacional superando la del mismísimo oso Yogui gracias a la mediación de Juan Carlos I de España el Campechano, el cual abatió al animal, en esta ocasión, de un solo disparo. Esta vez, los organizadores buscaron el modo de asegurar al 100 % el éxito de la cacería, siendo Mitrofán la mejor opción para dejar satisfecho al monarca cazador. Además al animal se le suministró, seguramente por sus cualidades tónicas y relajantes, un elixir a base de vodka y miel, en cantidad calculada cuidadosamente  “en correspondencia con el peso del oso” según Serguei Starostin, cazador y jefe de guardabosques. Sea como sea, resulta del todo improbable que El Campechano, cuya fama de experto cazador rebasa toda frontera, precise de fieras borrachas para acertar con el tiro. Aún así, hubo algún periódico ruso que se refirió al episodio calificándolo de “pasatiempo feudal”.

El fatal percance sufrido recientemente por el Borbón en su viaje a Botsuana para cazar un elefante, y que resulto con la fatal rotura de la regia cadera, no representa, ni mucho menos, su primer contacto con la inhóspita y salvaje África. El monarca ya había visitado Zimbabue, participando en un safari y alojándose en el muy exclusivo Pamushana Lodge, a unos 4.500 euros la noche, y apareciendo acompañado de “varios empresarios, entre ellos una mujer”, para cazar un elefante y un leopardo nuevamente con notable éxito.

Ahora, aunque nuestro monarca se halla convaleciente atravesando duros momentos, con toda certeza su impetuoso espíritu cazador no se va a ver templado o aplacado por sus actuales dolencias y quebraderos de cabeza provocados por las actividades de su yerno el balonmanista, y más temprano que tarde volverá a protagonizar nuevas gestas como las descritas o incluso de mayor rango, no siendo de extrañar que pronto apareciera capitaneando un navío ballenero para llevar a cabo y con sobresaliente éxito la captura de algún cachalote o de alguna ballena azul para admiración de todos sus súbditos. La vida del Borbón, es pues, la dedicada al amor a los animales, tal y como demuestra su presidencia de honor de la ecologista ONG WWF (World Wildlife Fund), lo cual no debería extrañar nadie, ¿Acaso no es España país donde el 100% de los toreros se declaran amantes de los toros?. Además, y como gran colofón, mencionar al nieto de nuestro campechano monarca, Froilán, el cual, pese a contar con tan solo 13 años, ya cuenta con un muy precoz contacto con las armas que, aunque por el momento, se haya traducido en un disparo en su propio pie, a buen seguro que no le impedirá seguir los ejemplares pasos de su abuelo.

Los hombres de las Brigadas Internacionales

Batallón “Edgar André”, Batallón “Commune de Paris”, Batallón “Dabrowski”, Batallón “Garibaldi”, Batallón “Thaelmann”, Batallón “André Marty”, Batallón “Louise Michel”, Batallón “Chapáyev”, Batallón “Henri Vuillemin”. Batallón “Dimitrov”, Batallón “Mickiewicz Palafox”, Batallón “Domingo Germinal”, Batallón “Lincoln”… franceses, canadienses, búlgaros, estadounidenses, polacos, checoslovacos, canadienses, ingleses, belgas, portugueses, alemanes, italianos… así hasta voluntarios de 54 nacionalidades diferentes para conformar las Brigadas Internacionales, casi 60.000 hombres en total, que combatieron en la Guerra Civil Española (1936 – 1939) junto al ejército de la II República contra el mal llamado bando “nacional”, apoyado por la Italia fascista de Mussolini y la Alemania nazi de Hitler y representado por la figura del que sería dictador durante 40 años: el general Francisco Franco, quien a su vez representaba los intereses de la iglesia, los terratenientes, los industriales y a una gran facción del ejército español.

Frente a todo esto el panorama no resultaba demasiado alentador, España era un país empobrecido, con una enorme tasa de analfabetismo. La II República intentó equilibrar la situación, pero el reparto de las tierras de los terratenientes entre los más desfavorecidos y el empeño por acabar con los privilegios de unos pocos fue lo que, entre otras cosas, derivó en un levantamiento militar contra la República en 1936, sin olvidar que antes, en 1932,  se había producido el levantamiento del general Sanjurjo que pudo ser controlado y reprimido sin demasiados problemas por el gobierno de republicano.

    Lo más importante es que los americanos luchamos juntos, negros y blancos, codo con codo, moríamos juntos. Y al final Oliver Law, un hombre que yo ya conocía de Chicago, se convirtió en comandante de la Brigada Abraham Lincoln, que era principalmente un batallón de hombres blancos. En España fue la primera vez que siendo negro, me sentí un hombre libre.

                                                                                             James Yates, 1906 – 1993

Hombres que abandonaron sus hogares para luchar en una guerra extranjera, lo que a menudo hicieron en secreto, sin ninguna compensación económica de por medio, sin recibir el apoyo de sus gobiernos, e incluso marginados y apartados cuando regresaron a sus países de origen. Las Brigadas Internacionales estuvieron presentes en las batallas más destacadas y sangrientas; Jarama, Brunete, Belchite, Teruel, Guadalajara, Ebro… y se calcula que más de 15.000 murieron defendiendo los ideales representados por la República, tratando de poner freno al fascismo que comenzaba a tomar un papel determinante en Europa.

    Tengo 90 años, estoy atado a una silla de ruedas pero es difícil que encontréis un activista tan comprometido como yo. Mientras esta boca pueda comer y hablar y tenga un cerebro que piense y tenga una silla de ruedas voy a ser un activista.

                                                              Veterano estadounidense de las Brigadas Internacionales

Los hombres y mujeres brigadistas pertenecen a una extraña extirpe, se diría que en peligro de extinción a día de hoy, provenientes de muy variadas procedencias pero identificados con una causa común, capaces de presentar voluntario combate en defensa no de una tierra o de unas fronteras, sino en defensa de unos ideales de carácter internacional. En los tiempos actuales, cuando los ejércitos comienzan a ser empresas privadas que se nutren de mercenarios, los ideales parecen haber sido comprados o en el mejor de los casos permanecen adormecidos por la absurda vorágine del modelo de vida actual, resultando las convicciones de aquellos hombres propias de “locos” o “inadaptados” y siendo rechazados por aquellos cuyos ideales se reducen a lo económico, o a la resignación cuando no al servilismo, conformes con un sistema que permite ser participes de él cada 4 años, dirigido en muchos casos por ineptos, y que, por otro lado, permanece secuestrado por sectores financieros cuyos intereses chocan frontal y constantemente contra los del pueblo. Por todo ello los hombres de las Brigadas Internacionales son un ejemplo de dignidad y compromiso tanto para el presente como para el futuro.

Al soldado internacional caído en España

Si hay hombres que contienen un alma sin fronteras,
una esparcida frente de mundiales cabellos,
cubierta de horizontes, barcos y cordilleras,
con arena y con nieve, tú eres uno de aquellos.

Las patrias te llamaron con todas sus banderas,
que tu aliento llenara de movimientos bellos.
Quisiste apaciguar la sed de las panteras,
y flamaste enchido contra sus atropellos.

Con un sabor a todos los soles y los mares,
España te recoge porque en ella realices
tu majestad de árbol que abarca un continente.

A través de tus huesos irán los olivares
desplegando en tierra sus más férreas raíces,
abrazando a los hombres universal, fielmente.

Miguel Hernández

14 de abril: día de la II República española

Ella fue la primera, 1873 – 1874

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ella, la segunda, 1931 – 1939

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La tercera está hoy un poco más cerca.

 

Editado: Hoy día 14 de abril de 2012 los medios informan del percance que ha sufrido el primero de los españoles durante, parece ser, una cacería de elefantes en Botsuana, y que ha resultado en fractura de la real cadera. Si puede ser criticable y reprochable la práctica de tan degenerada actividad de ocio,  más lo es teniendo en cuenta la precariedad y las cada vez peores condiciones en las que se encuentran los ciudadanos a los que “su majestad” (suya, que no mía) representa. La noticia puede resultar sorprendente, pero sólo hasta cierto punto, pues existen precedentes como aquella cacería que el monarca Borbón protagonizó en Rusia, y en la que logró el preciado trofeo de un oso al que previamente se había emborrachado a base de vodka y miel (el oso Mitrofán). Un funcionario ruso del  Departamento para la Protección y el Fomento de los Recursos Cinegéticos de la región de Vólogda calificó el hecho como “payasada sangrienta”.

Salud, República y más escuela.

Estudiantes de español, odas.

Odas creadas por estudiantes de español nivel B1 de la escuela Buena Vista de Cracovia, Polonia

 

Oda a los bigos

Al principio
mueca agria
fea,
Pero riquísimo,
con pan o patatas,
aunque mejor solo.

Como un mar con
tesoros hundidos,
la col de oro
los frijoles como perlas
el tocino esmeralda.

Y frecuente problema
¿Con cuchara o tenedor?
Una respuesta única
que no existe.

Ewelina

 

Oda al chocolate

Sin ti no hay felicidad
estoy contenta pensando en ti.
Mi chocolate en diferentes dulces,
mi chocolate para beber,
mi chocolate sin leche.

Sin azúcar,
pero con mucho cacao.

Con delicioso sabor
con precioso color,
valores medicinales.

Estoy tranquila pensando en ti,
estoy contenta pensando en ti.

Maria

 

Oda al pepinillo en vinagre

Recto como un alambre
Pero complicado en su gusto
Delgado como una modelo
Olor a naturaleza

Sociable
Le gusta la fiesta
Y en ella siempre participa

Pepinillo en vinagre,
Mi casa es
donde tú estás.

Paulina

Pablo Neruda: la elevada sencillez de las cosas.

A Leningrado, a la cebolla, al átomo, al edificio, al murmullo, a la energía, al pan…  son solo algunos ejemplos de temas o conceptos dispares a los que Ricardo Eliecer Neftalí Basoalto, más conocido por fortuna como Pablo Neruda, dedica sus conocidas odas recopiladas en sus Odas Elementales en 1954.

Neruda presenta las cosas más pequeñas, elementales, humildes, cotidianas y naturales elevadas a la categoría y grandeza de oda, composición poética muy particular en la que  cosas como la vida o el hombre se presentan sencillas y nunca como complicadas. A partir de este universo sencillo e intrascendente Neruda nos ofrece su visión e interpretación del mundo refiriéndose a la política, al tiempo, a la muerte, a América, al amor o a la poesía entre otras cosas. Su sencillo vocabulario permite la comprensión de sus composiciones por parte de todos, de ahí también, el escaso empleo de americanismos, los cuales tan sólo aparecen cuando se hace imprescindible, por ejemplo cuando el poeta se refiere a animales como el jacamar o el chincol o cuando emplea topónimos como Matto grosso.

La temática, la forma o el sencillo lenguaje empleado no responde al canon clásico de la poesía, “impura como un traje, como un cuerpo con manchas de nutrición y actitudes vergonzosas, con arrugas, observaciones, sueños…” y logra una universalidad dirigiéndose a todos los hombres independientemente de su clase social. Rompe con los “otros poetas”, que son aquellos que hablan de su propio yo, los que se alegran o se lamentan constantemente, los que se refieren a su amada, a la luna… La poesía de Neruda es de compromiso social, preocupada por los problemas reales del hombre y pretende convertirse en la voz del pueblo para hacer llegar su mensaje de fraternidad y solidaridad. Su labor poética no es una simple afición o un medio de evasión de la realidad, su tarea, su oficio de poeta, está al servicio del pueblo para hacer que tome conciencia, para hacerle despertar y que luche en la defensa de sus legítimos derechos (poema “El hombre invisible”). Por lo tanto Neruda se centra en el mensaje, en el contenido por encima de la forma.

Su ideología política se manifiesta en la visión de igualdad entre los hombres, que comparten derechos, ataca ferozmente a todos los explotadores del pueblo y aboga por una propiedad común de las riquezas de la tierra tal y como se puede comprobar en su “Oda al pan”

Por eso, pan,

si huyes

de la casa del hombre,

si te ocultan,

te niegan,

si el avaro te prostituye,

si el rico

te acapara,

si el trigo

no busca surco y tierra,

pan,

no rezaremos,

pan,

no mendigaremos

lucharemos por ti con otros hombres

La preocupación por la realidad Latinoamericana queda reflejada en diferentes odas; “Oda a las Américas”, “Oda al coche”, “Oda al tomate”, “Oda a las aves de Chile”… etc. apareciendo la crítica a los Estados Unidos como nación opresora, violenta y oportunista que se erige en explotadora de toda Sudamérica, y tampoco se olvida de la opresión ligada a los colonizadores españoles, dejando patente un fuerte sentimiento americano.

A la publicación las Odas Elementales en 1954 le seguirían las Nuevas Odas Elementales en 1956, el Tercer Libro de Odas en 1957 y Navegaciones y Regresos en 1959.

El hombre invisible, Pablo Neruda

El hombre invisible, Pablo Neruda

Yo me río,
me sonrío
de los viejos poetas,
yo adoro toda
la poesía escrita,
todo el rocío,
luna, diamante, gota
de plata sumergida,
que fue mi antiguo hermano,
agregando a la rosa, pero
me sonrío,
siempre dicen “yo,”
a cada paso
les sucede algo,
es siempre “yo,”
por las calles
sólo ellos andan
o la dulce que aman,
nadie más,
no pasan pescadores,
ni libreros,
no pasan albañiles,
nadie se cae
de un andamio,
nadie sufre,
nadie ama,
sólo mi pobre hermano,
el poeta,
a él le pasan
todas las cosas
y a su dulce querida,
nadie vive
sino él solo,
nadie llora de hambre
o de ira,
nadie sufre en sus versos
porque no puede
pagar el alquiler,
a nadie en poesía
echan a la calle
con camas y con sillas
y en las fábricas
tampoco pasa nada,
no pasa nada,
se hacen paraguas, copas,
armas, locomotoras,
se extraen minerales
rascando el infierno,
hay huelgas,
vienen soldados,
disparan,
disparan contra el pueblo,
es decir,
contra la poesía,
y mi hermano
el poeta
estaba enamorado,
o sufría
porque sus sentimientos
son marinos,
ama los puertos
remotos, por sus nombres,
y escribe sobre océanos
que no conoce,
junto a la vida, repleta
como el maíz de granos,
él pasa sin saber
desgranarla,
él sube y baja
sin tocar la tierra,
o a veces
se siente profundísimo
y tenebroso
él es tan grande
que no cabe en sí mismo,
se enreda y desenreda,
se declara maldito,
lleva con gran dificultad la cruz
de las tinieblas,
piensa que es diferente
a todo el mundo,
todos los días come pan
pero no ha visto nunca
un panadero
ni ha entrado a un sindicato
de panificadores,
y así mi pobre hermano
se hace oscuro,
se tuerce y se retuerce
y se halla
interesante,
interesante,
ésta es la palabra,
yo no soy superior
a mi hermano
pero sonrío,
porque voy por las calles
y sólo yo no existo,
la vida corre
como todos los ríos,
yo soy el único
invisible,
no hay misteriosas sombras,
no hay tinieblas,
todo el mundo me habla,
me quieren contar cosas,
me hablan de sus parientes,
de sus miserias
y de sus alegrías,
todos pasan y todos
me dicen algo,
y cuántas cosas hacen!
cortan maderas,
suben hilos eléctricos,
amasan hasta tarde en la noche
el pan de cada día,
con una lanza de hierro
perforan las entrañas
de la tierra
y convierten el hierro
en cerraduras,
suben al cielo y llevan,
cartas, sollozos, besos,
en cada puerta
hay alguien,
nace alguno,
o me espera la que amo,
y yo paso y las cosas
mi piden que las cante,
yo no tengo tiempo,
debo pensar en todo,
debo volver a la casa,
pasar al Partido,
qué puedo hacer,
todo me pide
que hable,
todo me pide
que cante y cante siempre,
todo está lleno
de sueños y sonidos,
la vida es una caja
llena de cantos, se abre
y vuela y viene
una bandada
de pájaros
que quieren contarme algo
descansando en mis hombros,
la vida es una lucha
como un río que avanza
y los hombres
quieren decirme,
decirte,
por qué luchan,
si mueren,
por qué mueren,
y yo paso y no tengo
tiempo para tantas vidas,
yo quiero
que todos vivan
en mi vida
y cante en mi canto,
yo no tengo importancia,
no tengo tiempo,
para mis asuntos,
de noche y de día
debo anotar lo que pasa,
y no olvidar a nadie.
Es verdad que de pronto
me fatigo
y miro las estrellas,
me tiendo en el pasto, pasa
un insecto color de violín,
pongo el brazo
sobre un pequeño seno
o bajo la cintura
de la dulce que amo,
y miro el terciopelo duro
de la noche que tiembla
con sus constelaciones congeladas,
entonces
siento subir a mi alma
la ola de los misterios,
la infancia,
el llanto en los rincones,
la adolescencia triste,
y mi sueño,
y duermo
como un manzano,
me quedo dormido
de inmediato
con las estrellas o sin las estrellas,
con mi amor o sin ella,
y cuando me levanto
se fue la noche,
la calle ha despertado antes que yo,
a su trabajo
van las muchachas pobres,
los pescadores vuelven
del océano,
los mineros
van con zapatos nuevos
entrando en la mina,
todo vive,
todos pasan,
andan apresurados,
y yo tengo apenas tiempo
para vestirme,
yo tengo que correr:
ninguno puede
pasar sin que yo sepa
adónde va, qué cosa
le ha sucedido.
No puedo sin la vida vivir,
sin el hombre ser hombre
y corro y veo y oigo
y canto,
las estrellas no tienen
nada que ver conmigo,
la soledad no tiene
flor ni fruto.
Dadme para mi vida
todas las vidas,
dadme todo el dolor
de todo el mundo,
yo voy a transformarlo
en esperanza. Dadme
Todas las alegrías,
aun las más secretas,
porque si así no fuera,
cómo van a saberse?
Yo tengo que cantarlas,
dadme las luchas
de cada día
porque ellas son mi canto,
y así andaremos juntos,
codo a codo,
todos los hombres,
mi canto los reúne:
el canto del hombre invisible
que canta con todos los hombres.